¿Qué te preocupa?

Sientes que tus emociones te desbordan y dominan tu vida

La ansiedad aparece sin previo aviso y te impide disfrutar

Te cuesta mantener relaciones sanas

Tu relación se ha roto y no consigues retomar tu vida ni disfrutarla

Has intentado casi de todo para verte mejor, pero aún así no eres feliz

La comida y el cuerpo se han convertido en el centro de tu vida

Te sientes triste la mayor parte del tiempo

Tienes que tomar decisiones, pero no sabes por dónde comenzar

No disfrutas de tu vida como te gustaría

El tiempo pasa y sin embargo, no has alcanzado tus metas