Lo que no me contaron… (testimonio)

Una historia con un comienzo mágico y casi milagroso, una parte central también mágica pero amarga, y un desenlace triste a la par de tranquilo… Y toda ella, envuelta en grandes dosis de amor.

Para introduciros en esta historia debo resaltar un detalle importante, mi pequeña gata Gaia (la preciosa gatita Carey de la foto) tiene un ritual casi todas las mañanas: se sube a la cama y me da con la patita para que le abra el edredón, le suba las piernas y pasando por encima de mi tripita se pueda acurrucar bajo mis rodillas.

El caso es que siempre he leído que los gatos tienen una sensibilidad especial en los embarazos y suelen cambiar algo de su comportamiento cuando la mujer está esperando un pequeñín… Por eso me extrañó mucho cuando en septiembre, Gaia, haciendo el ritual habitual, me pisó la tripa “como si nada hubiera en ella”. Días después confirmamos el aborto… Continuar leyendo “Lo que no me contaron… (testimonio)”

A veces…

A veces…

Me gustaría ser la que no es fuerte.

Me encantaría ser la que se derrumba cuando aparecen las cosas malas, la que no sabe cómo hacer para salir del bache, la que suele hundirse cuando las cosas complicadas pasan…

Me gustaría ser la que no sabe gestionar relaciones, solucionar conflictos, la que no ha vivido experiencias de esas que marcan.

Me encantaría ser la “débil”, la poco sonriente, la tristona… la que ve el lado malo y negativo de las cosas… Continuar leyendo “A veces…”

Frágiles

Somos frágiles, es nuestra realidad aunque nos neguemos a aceptarla.

Queremos creer que podemos con todo, que las cosas malas (enfermedades, despidos, rupturas, muertes…) son cosas que les pasan a los débiles ya que los fuertes, con su actitud arrolladora pueden con todo… Nos encontramos además con cientos de mensajes que nos recuerdan la grandeza del ser humano y la necesidad de tener una actitud positiva y feliz ante cualquier situación de la vida porque así es como conseguiremos absolutamente todo:

Si eres fuerte, lo lograrásContinuar leyendo “Frágiles”

Para todas aquellas mujeres que también han sufrido un aborto

14713600_10154262293319748_5840104662279908218_nSólo si has pasado por un aborto, realmente entenderás el dolor del que hoy te voy a hablar.

Espero que si acabas de sufrir uno, estas palabras puedan calmarte, que puedas encontrar consuelo en ellas tal y como yo he podido encontrar consuelo en las palabras de aquellas mujeres que han tenido uno o más abortos y lo han compartido conmigo cuando se han enterado del mío.

Es algo de lo que no se habla, es un tema tabú, al menos hasta que lo vives en tus propias carnes, momento en que más de una amiga-compañera-conocida… te contará que ella también ha vivido un aborto y te hablará del desgarro que sintió en el alma… y lloraréis juntas y aunque te dolerá, también te aliviará. Continuar leyendo “Para todas aquellas mujeres que también han sufrido un aborto”

Yo también me rompo

Mi mano acaricia de nuevo mi tripita, recorro los ojos con ella, pero la diferencia es que ahora se me escapa más de una lágrima

Porque yo también me rompo.  A veces la vida nos pone en situaciones que nosotros no podemos controlar, por mucho que hagamos y por mucho que queramos que sea de otro modo. Continuar leyendo “Yo también me rompo”