No soy feliz

No sé ni por dónde empezar, sé que no debería estar así, tengo todo para estar feliz y sin embargo, me siento hecho trizas. Me siento hasta mal por contarte esto, tengo a mi mujer, un trabajo, amigos… pero hay algo que no me deja disfrutar y no sé por qué. No me siento feliz.

  • ¿Por qué te repites tanto que deberías ser feliz con lo que tienes? ¿Qué es la felicidad Juan?

La felicidad es estar bien, no sentirme triste como estoy. Debería ser feliz porque tengo lo que mucha gente quiere tener, una familia sana y unida y un trabajo que me permite llegar a final de mes y darme mis caprichos. Pero aún así no soy feliz y es que no sé dónde está el problema.

  • ¿Te has planteado alguna vez qué es lo que te hace feliz a ti y no al resto? Otra pregunta que me gustaría que me respondas antes… Me comentas que te sientes triste y eso no es felicidad…¿crees que una persona feliz puede sentirse unos días alegre y otros triste?

mmmmm… no sé, supongo que sí, que alguien feliz también puede estar triste. 

  • Entonces el problema tal vez no es la tristeza en sí sino todo el tiempo que llevas con ella de manera “fija” y por tanto, a lo mejor tenemos que plantearnos dónde está la alegría.
    Ambas emociones son dos de las más básicas del ser humano y ambas forman parte de la felicidad. No puedo concebir la alegría sin la tristeza, llorar es sano y necesario, sino… ¿para qué tenemos los conductos lagrimales? No se trata de una emoción negativa como muchas veces se dice, sino de una emoción incómoda que hemos de aprender a tolerar aunque no nos guste (como muchas otras cosas de la vida), se trata por tanto de aprender a jugar con ambas, de buscar el equilibrio y de intentar encontrar una estabilidad entre ellas. El problema lo tenemos en que tu llevas mucho tiempo sintiendo tristeza y poco tiempo (o nada) alegría, no tanto con sentir tristeza… Me sigues :)?

Creo que sí… pero entonces, cómo hago para sentirme alegre?

  • Si volvemos a lo que me comentabas antes (voy a reconstruir tus palabras con los matices que hemos dado) sobre tu “necesidad de sentirte alegre por tener lo que supuestamente has de tener para estar alegre”. Bien… ¿y si resulta que lo que a ti te hace feliz es otra cosa? ¿Y si resulta que efectivamente, llegas a final de mes bien pero tu trabajo, tus funciones, no te gustan? O que tu relación tiene algunos aspectos que te están haciendo daño? Tal vez te repites tanto que debes ser feliz con todo lo que tienes que no dejas espacio para permitirte ver que tú necesitas otras cosas o, las que tienes pero de otro modo…

¿Quieres decir que a lo mejor no me gusta tanto lo que tengo?

  • Eso es. Cuéntame un día tuyo, por ejemplo, el de ayer. Vamos a conocer un poquito tu rutina.

Pues… me desperté a las 6 para ir a trabajar porque si no pillo atasco y llego tarde. Llegué de los primeros y encendí el ordenador, de ahí estuve como todos los días, buscando y pasando la información hasta la hora de la comida, que incluso comí allí mismo para poder salir algo antes. A las 17h me fui ya para casa, pase antes por el gimnasio, hice mi rutina y ya llegué para ducharme y cenar con mi mujer mientras veíamos la tele. Después me dormí hasta las 6 de hoy.

  • Bien… veo que llevas una vida bastante rutinaria. ¿Llevas mucho tiempo yendo a entrenar? ¿Qué haces?

Unos 2 años. El entrenador del gimnasio me hace una tabla y la hago cuando llego, me la cambia más o menos cada dos meses.

  • ¿Y te diviertes? ¿Te gusta ese rato del gimnasio o vas por obligación? Aprovecho a hacerte una pregunta similar con tu trabajo, ¿te gusta lo que haces?

Bueno… es un rato para mí el del gimnasio, no me imagino sin ese espacio, además noto que me ha cambiado el cuerpo y me gusto más así que como estaba antes de comenzar. Lo del trabajo, la verdad es que no me lo he planteado, es más un “es lo que hay”, este trabajo me permite llegar a final de mes.

  • Es interesante la elección de palabras que haces. Parece que vas más al gimnasio para tener el cuerpo que tienes que por el placer de hacer la actividad. Es cierto que en ocasiones vamos a encontrarnos con actividades en las que obtenemos parte del beneficio a largo plazo; sin embargo, los hobbies no deberían meterse en ese saco, ¿no crees? El beneficio inmediato de un hobby debe ser el de “disfrutar”. ¿Te has planteado que tal vez haya algún deporte que te permita obtener los mismos resultados físicos y que además te divierta? Y otra pregunta que me gustaría que reflexiones para la siguiente sesión: has estudiado lo que querías estudiar o has estudiado aquello que te permitiera “colocarte” en un puesto de trabajo más fácilmente?

(“Juan” no es el nombre real ni en clave de ningún paciente actual ni anterior. El texto escrito refleja un símil de un proceso de terapia)

En la categoría Fragmentos podrás encontrar, a partir de ahora, distintos textos breves que muestran pequeñas partes de cómo es un proceso de terapia. La finalidad es que dichos fragmentos puedan servir de reflejo para personas que se sientan identificadas con partes de ellos con la finalidad de que cada uno pueda reflexionar e interpretar por donde su mente le lleve, tal y como ocurre en un proceso de terapia.

Si tienes interés en saber sobre temas en concreto y cómo puede cursar una sesión, escríbeme un email para que pueda tenerlo en cuenta en las siguientes publicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s