Idealizar a una persona (y vivir engañado)

1209279161_f“Aquí estoy, mirando de nuevo tu Facebook a pesar de haberte eliminado. Sí, no quiero verte y aún así estoy suplicando que tus publicaciones sigan siendo abiertas, ¿Por qué si ya he visto que no eres eso que me decías? Cada vez tengo más claro que lo que quiero es comprobar lo gilipollas que eres porque aún me sorprende ver que realmente lo eres, me cuesta aceptar que he estado tan tan tan sumamente ciega, me cuesta aceptar lo engañada que he estado durante todos estos años.

Déjalo ya, empieza a ser real con los demás: dile a tu novia que no te gusta nada la saliva que se le forma cuando habla y que eso hace que no te de morbo cuando vais a echar un polvo, diles a tus amigos que quieres que te sigan la corriente y te digan lo bueno que eres, dile al mundo que estás ansioso porque te miren y adoren, ansioso porque te digan continuamente lo genial y grande que eres. En serio, déjalo ya, que todos empiecen a conocer tu fachada, que todos descubran lo mierda que en realidad eres porque hablas de humildad y sencillez pero eso son valores que nunca has conocido, por mucho que hables de ellos.

¿Sueños? No paras de hacerte el interesante hablando de tus sueños pero en realidad no tienes ningún valor para llevarlos a cabo, necesitas de tu mundo seguro y estable donde todos te conocen y preguntan por ti y sin embargo, ¿te las marcas de tener valor? Lo que tienes son cojones para mentir, así que déjalo ya. Yo paso de seguir tu juego, paso de seguir creyendo tu mentira porque ahora que realmente te veo, veo que no tienes nada para aportarme. Cuando tu vas, yo ya he hecho todo el recorrido varias veces, porque te veo y sé que en realidad, vives de palabras y de cuentos ficticios que tú mismo te crees.  Tal vez vivas siempre engañándote a ti mismo, pero alguna vez te darás cuenta de que en realidad, estás completamente solo.

Yo me alejo de ti porque no me gustan las apariencias, me gusta la autenticidad; 

me gusta la gente que hace lo que dice y dice lo que piensa;

me gusta la gente que me quiere como soy y acepta el paso del tiempo en mí;

me gusta la gente que valora lo que hago y no lo usa como un motivo de competición;

me gusta la gente que se preocupa por mí;

me gusta la gente que me dá porque me quiere;

me gusta la gente que me ve tal y como soy yo y no tal y como ellos esperan que sea,

me gusta la gente empática, sencilla y humilde…

Y TÚ NO ME GUSTAS

Quédate ahí, lejos de mí con tus mentiras y tus apariencias, con tus postureos y tu afán por conquistar; quédate ahí en tu mundo irreal y déjame a mí con mi realidad, porque tú no formas parte de ella y yo no quiero que formes parte de ella.

M.

Desmitificar y desmontar el ídolo que nos hemos creado respecto a una persona supone siempre un golpe de realidad.  No te culpes si tomas conciencia de la idealización que has hecho hacia determinada persona, siempre hay tiempo para reestructurar la imagen que tienes de él o de ella y por tanto, ajustar también tu comportamiento.

Utiliza esta experiencia como una enseñanza que te permita relacionarte de una manera más natural y sana con las personas de tu entorno, permitiéndote ver que cada persona tiene sus ángeles y sus demonios, no existe nadie perfecto ni nadie que cumpla todas tus expectativas, cualquier relación que vivas requerirá que construyas valores y comportamientos que te faciliten la relación en sí.

Recuerda, todas las relaciones necesitan ser trabajadas y ser construidas. No hay relación que sea perfecta de por sí, todas necesitan su tiempo y dedicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s