4 pasos para aprender a digerir tus emociones

imageSomos ingenuos cuando creemos que podemos anular o inhibir nuestras emociones, ya lo dijo Darwin, las emociones dependen de los instintos y éstos se disparan sin que podamos controlarlo.

Cada emoción es idiosincrásica, es decir, dentro de que las emociones tienen rasgos comunes en todos nosotros (por ejemplo, la alegría implica en todos una expansión de afecto), cada emoción tiene en cada persona una duración determinada, así como unos rasgos diferenciadores de intensidad. Sin embargo todas ellas tienen una curva de campana, comienzan sigilosas y van subiendo en intensidad hasta llegar al clímax, momento en el que decae de nuevo su intensidad. El problema más extendido reside así en que la mayor parte de personas expresan sus emociones en ese clímax, haciendo que la emoción en cuestión sea quien domine la situación.

Una resolución favorable de las emociones implica aprender a captar el nacimiento de la emoción, es decir, aprender a escuchar nuestro cuerpo antes de que dicha emoción llegue a su clímax. Cuando una persona aprende a escuchar las señales fisiológicas de la emoción tiene la oportunidad de realizar un rápido mapeado de qué posibles situaciones le están llevando a experimentar esas sensaciones y es entonces cuando tiene la oportunidad de manejar asertivamente la emoción, en lugar de que sea ésta quien domine nuestro comportamiento.

Para comenzar a superar los sinsabores que producen las emociones descontroladas debes aprender a escuchar có o son las emociones en ti. Sigue estos cuatro pasos:

  1. Determinación: el primero y más importante es tomar la decisión de hacerte responsable de tus emociones (en lugar de atribuir las mismas a las distintas situaciones en que te encuentras)
  2. Aprendizaje: cada emoción tiene un componente fisiológico (por ejemplo, la sudoracion, aumento de las palpitaciones…), estudia tus reacciones en el clímax del que anteriormente hemos hablado para después intentar localizar ese componente en grados menores, pudiendo situarte así en un momento previo de la curva de campana de las emociones.
  3. Observación: no hay nada como también observar las emociones de los demás para aprender de ellas, pues tal y como dijo Darwin, hay emociones con componentes innatos y universales, por lo que podrás aprender más sobre ellas observando reacciones emocionales ajenas.
  4. Independencia: compara los pasos 2 y 3 para obtener tu patrón comportamental de las emociones, ten siempre en mente cómo actúa cada emoción en ti mismo y adelántate a las reacciones descontroladas.

De este modo, mediante pequeños cambios de nuestros hábitos diarios podrás sentar las bases para un cambio sustancial a todos los niveles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s