Iker Casillas también incumple sus contratos. Los contratos de la vida

th_943fd205f15b723eaf85b21de77b705d_iker-casillas6

Aunque esta vez le haya pasado a Iker Casillas, una situación similar nos puede pasar a todos nosotros… En su caso, ha incumplido parte de su contrato con el club al coger una moto, cuando los jugadores del Real Madrid tienen prohibido (cono parte de su contrato) montar en moto. Aquí entra en contraposición una parte importantísima de la vida, muy común y que seguramente te suena, el famoso “querer y no poder”.

Pero ahora te pregunto, ¿qué es lo que te lleva a no poder hacer algo? Porque entiendo que cuando dices que no puedes hacerlo, estás eligiendo no llevar algo a cabo sin que nadie te ponga una pistola en la cabeza. Entonces, ¿cuál es esa fuerza que nos lleva a no hacer lo que realmente nos apetece? Nada más y nada menos que los “contratos implícitos” y es que la vida está llena de contratos implícitos, aunque otra cosa muy distinta es que sepamos verlos o, sepamos hacerles caso.

Sabemos distinguir a la perfección los contratos explícitos como aquél que se realiza entre una empresa y un trabajador, donde ambos firman conformes determinados acuerdos; o como el contrato firmado entre Iker y el club Real Madrid, donde ambas partes se comprometen a cumplir determinadas normas.

Sin embargo, existe otro tipo de contratos que nos ayudan a manejarnos en nuestras relaciones: los contratos sociales y los contratos implícitos.

Los primeros se refieren a aquello que se supone que debes o no debes hacer en base a determinado aspecto social, te pongo algunos ejemplos para que puedas localizarlos fácilmente: normas que debe hacer un buen hijo (respetar al padre y a la madre), normas de tener una relación (en la cultura occidental por ejemplo la fidelidad), normas de ser amigo (divertirte pero también estar para cuando te necesite)… Como vemos, la cultura en la que vivimos nos ha marcado unas normas implícitas a las que ajustamos nuestro comportamiento.

Los segundos contratos, los implícitos se refieren a aquellas normas que sin estar derivados de la cultura, permiten mantener unas relaciones sanas con los demás y con uno mismo. Distinguimos así dos variedades:

  • Relacionados con mi entorno: por ejemplo, cuando una pareja se va a vivir por primera vez y sin decir nada, uno suele dedicarse a barrer y otro a hacer los baños; el no hacer ruido en la casa si está un familiar durmiendo… Son normas que nacen de la relación y se establecen por su repetición, sin necesidad de hablarse. Ojo, eso no quiere decir que uno esté cómodo con estas normas, sino que es la rutina quien las asienta y define.
  • Relacionados con uno mismo: aquí entramos en la parte importante del asunto, pues me refiero a esos derechos personales que no solemos concedernos pero que sabemos que hemos de permitírnoslos. El derecho a decir no, el derecho a disfrutar, el derecho a decidir si quiero ir en moto o no, el derecho a elegir lo que como, el derecho a elegir mi lado de la cama… Son derechos que se convierten en normas para nosotros, derechos que llega un punto de la vida donde al hacer una inflexión, analizamos el entorno (contrato explícito) en contraposición a mi contrato implícito “¿qué quiero yo?”.

Para vivir en armonía, el trabajo debe ir en la línea de intentar que los dos tipos de contratos estén en la misma línea, es decir, evitar que mi contrato implícito choque con mi contrato explícito (por ejemplo, en el caso de Iker, que el contrato implícito de “me gusta ir en moto y tengo derecho a hacerlo” sea acorde a su contrato laboral explícito), pues de otra manera nos encontraremos siempre en la tesitura de decidir uno de los dos aspectos y ello suele generar malestar, sobre todo cuando lo que hacemos es pasar por alto el contrato implícito.

Ahora te toca a ti, intenta tomar conciencia de cuáles son tus contratos y cómo se relacionan éstos :)

¡Feliz miércoles!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s