Todo el mundo miente

House_manzanaY es que House no está nada equivocado con su teoría, pues efectivamente, TODO EL MUNDO MIENTE:

Miente el novio o la novia que habla con su ex y se lo oculta a su pareja “por evitar que se enfade”; miente la amiga que dice “qué guapa estás” cuando por dentro está pensando que ese conjunto no pega; miente el empleado que dice estar enfermo cuando en realidad no quiere ir a trabajar pero no sabe cómo faltar; miente el adolescente que dice que va a dormir a casa de unos amigos y en realidad se va de fiesta, miente la chica que dice que le duele la cabeza cuando en realidad no quiere tener esa noche sexo. Efectivamente, TODO EL MUNDO MIENTE.

Pero ya no me refiero a este tipo de mentiras, las que podemos catalogar como mentiras premeditadas. Sino que hay otro tipo de mentiras que son si cabe, más dañinas. Este otro tipo tiene lugar cada segundo en la vida de las personas y muchas veces pasan desapercibidas, pues forman parte de la rutina. Hablo de las mentiras autolesivas, ¿no sabes aún a cuáles me refiero? mmmm, seguramente el nombre te indique por dónde van los tiros. Te pongo en situación:

Anoche tuviste una discusión fuerte con un amigo o con tu pareja, y al día siguiente vas a trabajar sin ganas ni entusiasmo, por eso de cumplir con el deber y seguir con tu rutina. El caso es que llegas al trabajo y pum! nada más pasar por la puerta levantas la cabeza, sacas pecho y pones una sonrisa en el rostro; entonces te acercas a ese compañero y dices: “buenos días”… Es como una transformación a lo superman metiéndose en la cabina y cambiando de traje, sólo que tu traje no es real.

Son este tipo de mentiras las más graves y las más dañinas, porque nos obligan a engañarnos a nosotros mismos de una manera “inconsciente” en el sentido de que sin darnos cuenta, no nos estamos permitiendo expresar nuestro estado REAL, sino que nos ponemos un estado ficticio que mienta por nosotros. Como ves, las mentiras autolesivas suelen estar directamente relacionadas con estados emocionales, con intentos de ocultar o suavizar emociones:

  •  La alegría miente por la tristeza
  •  La sonrisa miente por la rabia
  • La alegría miente ante la incertidumbre
  • La sonrisa miente ante el miedo

Y podríamos seguir poniendo ejemplos en los que veríamos que la alegría es una mentira autolesiva.

Alejarnos de las mentiras autolesivas nos permitirá vivir en armonía con nosotros mismos, así como relacionarnos de una manera más sana con nuestro entorno. Aprender a ser veraces con nuestras emociones nos regala un estado de tranquilidad incomparable a cualquier otra sensación… ¿No lo has sentido nunca? Vaya, entonces sí que tiene razón House, todo el mundo miente!

¿por qué no empiezas a dejar de mentirte y lo pruebas?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s