“Nunca será tu trabajo mantenerlo interesado” (carta de un padre a su hija)

Padre-e-hija-3Hace unas semanas, una paciente compartió conmigo esta carta de un padre a una hija, una carta que guarda relación con un aspecto fundamental que hemos comenzado a trabajar en terapia: la importancia de no esforzarnos por encajar en un patrón social sino de encajar en nuestro propio patrón, crearnos una imagen externa e interna propia, basada en nuestros gustos, nuestro conocimiento, nuestras habilidades, nuestros rasgos, nuestra personalidad… Una imagen en la que lo importante es el “Yo” y no una moda o lo que los demás esperan de nosotros…

Dedica un tiempo a leer e ir reflexionando sobre las siguientes palabras, seguro que hay algunas de ellas que puedes quedarte para ti ;)

“Querida Cutie-Pie:

Recientemente tu madre y yo estábamos buscando algo en Google.  A la mitad de escribir la pregunta, Google nos mostró una lista con las búsquedas más populares en el mundo.  La búsqueda más popular en la lista era “cómo mantenerlo interesado”.

Me sorprendió.  Revisé varios artículosde la incontable cantidad que aparecieron acerca de cómo ser sexy y sexual, cuando llevarle una cerveza y las formas de hacerlo sentir más inteligente y superior para que estuviera cómodo y nunca quisiera marcharse de tu lado.

Me enfurecí.

Pequeña, esto no es, nunca ha sido y nunca será tu trabajo: “mantenerlo interesado”. Tú única tarea es saber muy dentro de ti -en ese lugar inquebrantable que no se transforma por el rechazo, la pérdida o el ego- que tú eres digna de interés. (Si puedes recordar que todos son dignos de interés estarás ganando la batalla de tu día, pero esto requiere otra carta otro día).

Si puedes estar segura de que vales en este sentido, serás atractiva en la manera más importante del mundo: atraerás a una persona que sea digna de tu interés y que también querrá pasar su vida invirtiendo todo su interés en ti.

Pequeña, quiero decirte algo acerca de la persona que no necesita que la mantengas interesada porque sabe que tú eres interesante:

No me importa que ponga los codos en la meda -siempre y cuando ponga sus ojos en la manera en que tu nariz se frunce cuando sonríes.

No me importa si no puede practicar mi deporte -siempre y cuando él pueda jugar con los hijos que tengáis y disfrute de todas las formas divertidas y frustrantes en la que vuestros hijos se parecen a ti.

No me importa que no busque enriquecerse -siempre y cuando él persiga su corazón y siempre lo lleve de vuelta a ti.

No me importa si es fuerte -siempre y cuando él te dé espacio para ejercitar la fuerza que hay en tu corazón.

No me podría si es de determinado partido político -siempre y cuando base su vida en la paciencia, sacrificio, vulnerabilidad y ternura.

No me importa si fue educado en una religión o en otra- siempre y cuando haya sido educado para valorar y para saber que cada momento de la vida y cada momento que pasa contigo es algo profundamente valioso.

Al final, pequeña, si das con un hombre como ése y parece que él y yo no tenemos nada en común, en realidad tendremos en común lo más importante: TÚ.

Porque al final, mi niña, la única cosa que debes hacer para “mantenerlo interesado” es SER TÚ MISMA”.

Tu hombre eternamente interesado:

Papá”

Un comentario sobre ““Nunca será tu trabajo mantenerlo interesado” (carta de un padre a su hija)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s