¿Mi deseo para el 2013?

la foto 1No puedo pedir nada nuevo para el año 2013…

Desde que comencé a ejercer hasta hoy, he tenido la gran suerte de que muchas personas habéis confiado en mí para acompañaros en vuestro camino y ese es mi mejor regalo de cada año.

Siempre me han dicho que era muy joven para tener lo que tengo, pero cada vez que alguien me ha dicho lo que ya menciono como “la frase”, respondo con “mi frase”: siempre he tenido claro a qué me quería dedicar, a ayudar a las personas que están sufriendo y necesitan de alguien que se dedique a su problema no como un número más, sino como la persona que es: mi persistencia y lucha para sacarlo adelante junto con esta filosofía de trabajo es lo que hizo que una, dos, tres… personas comenzaran a confiar en mí.

Nunca he dudado un segundo de las posibilidades de recuperación de cada uno de vosotros, aunque hay sesiones de todo tipo, en general vais descubriendo aspectos internos y de vuestro entorno que os hacen sufrir y, a pesar de ello volvéis a enfrentaros a esos miedos.  Para mí no hay mejor ejemplo de fuerza y de superación que la que cada uno de vosotros me enseñáis en el día a día.

En su tiempo yo viví la experiencia como paciente, de donde adquirí algo que todos los que venís a sesión conmigo me decís, esa empatía y dedicación más allá de la hora de terapia… Pero quiero que sepáis que yo también aprendo! Habrá muchos cursos que puedan enseñarme mucho sobre psicología, pero la verdadera lección la tengo cada hora de cada día con cada uno de vosotros…

Y si… aunque los psicólogos “somos neutros”, también me emociono con vosotros: cuando estáis tristes, me preocupo; cuando estáis alegres, lo celebro con vosotros… En muchas ocasiones me encantaría daros un abrazo en esos momentos de dureza, pero es muy importante que me mantenga en esa posición para que vuestro camino siga siendo efectivo.

Y es que no puedo pedirle nada más al 2013 que lo que pido desde hace años: seguir como hasta ahora, teniendo la oportunidad de ayudar a las personas que necesitan de mi ayuda.

Por todo ello, GRACIAS por confiar en mí una primera vez, GRACIAS por confiar en mí cada día, GRACIAS por escogerme como la persona que queréis que os acompañe en un camino que sé que nunca olvidaréis.

Llegados este punto… no podría despedirme sin daros un consejo “psicológico”…

No pidáis al nuevo año una gran meta ni os marquéis un objetivo “muy alto”.  Dar pasos pequeños! Si queréis dejar de fumar no os planteéis hacerlo en el 2013, mejor plantearos fumar algún cigarrillo menos; si queréis solucionar un problema que os preocupa, no pongáis la solución en la recuperación total, sino que un objetivo puede ser pedir ayuda!

Un abrazo fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s