Grafología

La Grafología es una ciencia que estudia la personalidad del individuo a través de sus gestos gráficos. La escritura es su objeto de estudio y análisis.

Es una importante herramienta para la psicoterapia, por ejemplo son detectables mediante el análisis grafológico las problemáticas familiares. De igual forma se puede usar la grafología para deducir cómo van a ser las relaciones entre los miembros de un determinado grupo de personas, o cuáles son los aspectos positivos y negativos que presentan, en el caso de que estas relaciones ya existan. A través de la grafología podemos conocer a las personas en profundidad, elaborando un informe grafológico completo mediante la técnica grafológica. En este informe pueden incluirse todas las características intelectuales (agilidad mental, capacidad de síntesis, claridad de ideas, intuición, lógica, creatividad, etc.). También las aptitudes para el estudio y el trabajo, tanto en lo relativo a la capacidad (intensidad laboral, constancia, diligencia, concentración, memoria, etc.) como a la actitud que se adopta ante el mismo (práctica o teórica, grado de orden, detallismo, puntualidad, capacidad de organización, dotes de mando, iniciativa, decisión, nivel de aspiraciones, etc.).

A través de la Grafología podemos estudiar todos y cada uno de lo aspectos de la personalidad; si la persona es más o menos intro o extravertida, si se deja llevar más por los sentimientos o bien es más cerebral, cómo suele ser su estado de ánimo, la energía interna de que dispone o la fuerza de su «yo», su autoconcepto, si es capaz o no de controlarse, la confianza que tiene en sus propias posibilidades, etc. Se valora también la forma de relacionarse de la persona: si es más o menos sociable, si dice las cosas como las piensa o utiliza la diplomacia, si se adapta o no a diferentes ambientes y situaciones y hasta qué punto le influye lo que pasa a su alrededor, así como la fiabilidad general que esa persona ofrece. También son sujeto de análisis grafológico otras aspectos tan primarios como la manera de enfocar la propia agresividad: el grado de ésta, hacia dónde se suele dirigir, etc.

Además, mediante la aplicación del test grafológico, no sólo es posible el análisis de la persona en un determinado momento, sino que también se puede estudiar su  a lo largo de la vida del sujeto. Es necesario para ello disponer del material gráfico adecuado perteneciente a cada época, desde los primeros garabatos y dibujos de la infancia hasta la escritura actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s