Cuando al fin te das cuenta

Y de repente un día te das cuenta… Ves cómo aquello que creías correcto ya no lo es, haciendo que tu mundo entero se tambalee sobre una cuerda, una cuerda que lleva tiempo tensa sin tu saberlo.

Con el paso de los años has ido tensando más y más, soportando aquello que creías que “tenías que soportar”, mirando hacia adelante sin permitirte preguntarte “¿Es esto lo que quiero?”, “¿Es este el camino que realmente me hace feliz?”

Y entonces pasa: una situación, una persona, una emoción… Algo te hacer abrir al fin los ojos, dejando ante ti un vacío del que no sabes salir.  Es entonces cuando comienzas a escucharte, a ver que estabas equivocad@ y, a pesar del dolor, decides continuar hacia adelante.

Dolor por ver la de años que has estado con una venda en los ojos, dolor al ver que no sabes por qué razón te has estado comportando así, dolor al ver que ahora mismo, en este mismo instante, no sabrías decir quién eres, dolor por el camino de incertidumbre en el que vas a empezar a introducirte… Dolor que no sabes si algún día se irá.

Pero te aseguro que ese dolor desaparecerá, ahora tan intenso y dentro de un tiempo tan insignificante. Es este dolor en realidad una señal que te permite mirar hacia adentro, hacerte todas las preguntas que has callado desde hace tiempo…

Ten valor para responderlas, no tengas miedo, TÚ seguirás siendo el/la mismo/a, salvo una única y “simple” diferencia,

…SERÁS LIBRE… AL FIN SERÁS TÚ!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s